Iglesia Bautista Hispana Guilford

Predicar la Palabra de Dios y explicarla a su pueblo para que sepan la misión, la visión, los valores, el propósito y estrategia de El para su vida.

[04/20/19]   SABADO SANTO
QUE SU SANGRE CAIGA SOBRE NOSOTROS
Marshall Segal

La semana Santa se mantiene en relativo silencio el sábado. La tumba ha sido sellada, los guardias se encuentran vigilantes, los discípulos se esconden en confusión, temor y devastación. El Salvador yace sin vida, habiéndolo entregado todo para salvar a su pueblo de sus pecados.

¿Como procesar los horrores de los últimos días en la quieta y perturbadora sombra de la Cruz? Los discípulos han de haber tenido miles de preguntas dolorosas. “¿Como pudo haber sido Jesús ese tan esperado Rey si acaba de ser asesinado?” “¿Hubo algo que pudimos haber hecho para detener esto?” “¿Si ellos lo torturaron y lo mataron de esa forma, qué nos harán a nosotros?” Era como estar retrocediéndolo todo a través de sus mentes mientras no hacían más que esperar en este día.

Nosotros también escuchamos los negros y sobrios ecos del jueves y del viernes. Pero esperamos con expectación para mañana. Nosotros esperamos por la tumba vacía y el Rey resucitado. Llenos de esperanza, podemos ver hacia atrás dentro de la muchedumbre que crucificó a Jesús y mirarnos a nosotros mismos, pero también mirar hacia delante, en preparación del domingo de resurrección, regocijándonos de la transformación que está dándose en nosotros debido a su sacrificio. Nosotros hemos sido cubiertos por la sangre que confundió a aquellos primeros seguidores.

LA ELECCION DE PONCIO PILATO

Uno de esos ecos viene de Mateo 27. Jesús acaba de ser traicionado, arrestado, enjuiciado, y dado al gobernador para que lo ejecute. Mateo escribe:
“Ahora bien, en el día de la fiesta acostumbraba el gobernador soltar al pueblo un preso, el que quisiesen. Y tenían entonces un preso famoso llamado Barrabás. Reunidos, pues, ellos, les dijo Pilato: ¿a quién queréis que os suelte: a Barrabás o a Jesús, llamado el Cristo? Porque sabía que por envidia le habían entregado.” (Mateo 27:15-18).

Pilato tiene el poder de librar de las filas de la muerte. Delante de él se encuentra Barrabás, quien es un notorio villano y convicto asesino, y Jesús.

“Pero los principales sacerdotes y los ancianos persuadieron a la multitud que pidiese a Barrabás, y que Jesús fuese muerto. Y respondiendo el gobernador, les dijo: ¿a cuál de los dos queréis que os suelte? Y ellos dijeron: A Barrabás. Pilato les dijo: ¿que, pues, haré de Jesús, llamado el Cristo? Todos le dijeron: ¡Sea crucificado! Viendo Pilato que nada adelantaba, sino que se hacía más alboroto, tomó agua y se lavó las manos delante del pueblo, diciendo: inocente soy yo de la sangre de este justo; allá vosotros. Y respondiendo todo el pueblo, dijo: su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos. Entonces les soltó a Barrabás; y habiendo azotado a Jesús, le entregó para ser crucificado.” (Mateo 27:20-26).

EL GRITO SUICIDA DE LA MULTITUD

Esto es envidia y odio e ignorancia. ¿Cómo pudieron ellos ser tan tramposos, manipulativos y corruptos para entregar al Hijo de Dios a la muerte, y libertar a un asesino conocido? Pilato supo que lo que ellos demandaban estaba equivocado. Él sabía que Jesús era inocente. Él no quiso tener ninguna parte o rol en su ejecución. Pero esta gente, cargada de incredulidad, con corazones rebeldes, con una odiosa envidia en contra de su propio Mesías, gritan: “¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo!” “Pilato, si tú no lo matas, que su sangre caiga sobre nosotros.”

¿Que su sangre caiga sobre nosotros? ¿Que la sangre de Dios mismo caiga sobre ti? ¿Que la sangre de la Palabra eterna, viva y creadora caiga sobre ti? Su incredulidad y su celo religioso los condujo a ellos a cometer el último de los actos de desafío y de rechazo en contra de Dios. Ellos crucificaron a su Hijo, el Prometido, el Hijo que Él había enviado a salvarlos de siglos de infidelidad. “¡Que su sangre caiga sobre nosotros!”

EL PECADO QUE LO CLAVO A EL ALLI

Esto es pecado, rechazar a Jesús, declarar que él no es nada sino tan solo un ilusorio y engañoso hombre. Y también esta era la condición de nuestro corazón cuando estaba cargada de incredulidad. Nosotros rechazamos a Dios, a su Hijo, y a su sacrificio. Nosotros también gritamos: “¡crucifícale!” con nuestra incredulidad y desobediencia. Nosotros también dijimos juntamente con la multitud, “¡él no es nuestro Rey!” “¡él no es nuestro Mesías!” “!Que su sangre caiga sobre nosotros!”

Pero Dios, siendo rico en misericordia y siendo paciente con nosotros, su pueblo escogido, “es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.” (2 Corintios 4:6). Y estando vivos por la fe en él, nos aferramos a la Cruz en la cual nuestro Salvador murió. Es tan solo por su preciosa sangre que nosotros somos perdonados y liberados del pecado, y de sus consecuencias.

LA MISMA CRUZ, UN NUEVO GRITO

Así que ahora, nosotros podemos decir con un significado totalmente diferente, “que su sangre caiga sobre nosotros,” ya no de manera desafiante como lo hizo la multitud que lo crucificó, sino desesperadamente (con gratitud, con esperanza, con adoración), como unos que dependen totalmente de su sacrificio. “Jesús, que tu sangre caiga sobre nosotros. Cúbrenos. Que la sangre que fluye de tu cabeza, de tus manos, de tus pies nos lave y nos limpie de toda nuestra iniquidad.”

Nosotros proclamamos la muerte de Jesús. Nos regocijamos en su muerte, no porque creemos que él fue un fraude o un lunático, sino porque es por medio de su muerte, por sus heridas, y por su sangre que somos sanados.

[04/19/19]   LA VERDAD PARA HOY VIERNES
UNA BUENA CONCIENCIA

"Teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo." 1 Pedro 3:16

La conciencia acusa o excusa a una persona, obrando como fuente de convicción o afirmación. Una buena conciencia no acusa a un creyente de pecado porque está llevando una vida de santidad. Más bien, una buena conciencia confirma que todo anda bien, mientras que una mala conciencia indica pecado.

Un creyente debe vivir con la conciencia tranquila para que el peso de la culpa no lo abrume cuando se enfrenta a la crítica hostil.

Sin embargo, si no tiene pasión por hacer el bien y servir a Cristo, conocerá el tremendo peso del merecido sentido de culpa. Una conciencia manchada no puede estar tranquila ni soportar el ataque furioso de las pruebas. Pero una conciencia tranquila lo ayudará a no estar ansioso ni atribulado durante sus pruebas.

Grace to you.

[04/19/19]   LA VERDAD PARA HOY VIERNES
UNA BUENA CONCIENCIA

"Teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo." 1 Pedro 3:16

La conciencia acusa o excusa a una persona, obrando como fuente de convicción o afirmación. Una buena conciencia no acusa a un creyente de pecado porque está llevando una vida de santidad. Más bien, una buena conciencia confirma que todo anda bien, mientras que una mala conciencia indica pecado.

Un creyente debe vivir con la conciencia tranquila para que el peso de la culpa no lo abrume cuando se enfrenta a la crítica hostil.

Sin embargo, si no tiene pasión por hacer el bien y servir a Cristo, conocerá el tremendo peso del merecido sentido de culpa. Una conciencia manchada no puede estar tranquila ni soportar el ataque furioso de las pruebas. Pero una conciencia tranquila lo ayudará a no estar ansioso ni atribulado durante sus pruebas.

Grace to you.

[04/19/19]   EL VIERNES BUENO
Jon Bloom

Este es viernes, 3 de abril del año 33 d. C. Este es el día más negro en la historia de la humanidad, aunque muchas personas no tengan ni idea de esto. En Roma, Tiberio atiende las demandas de los negocios de su imperio. A lo largo del mundo niños están naciendo, la gente come y bebe, se casan y se dan en casamiento, hacen trueques en los mercados, barcos mercantes zarpan y se pelean batallas. Los niños juegan, las mujeres viejas chismean, los hombres jóvenes codician, y la gente muere.

Sin embargo, en este día, una muerte, una que es brutal, una horrible muerte, la peor y la mejor de todas las muertes humanas dejará sobre los lienzos de la historia humana la más oscura pincelada. En Jerusalén, Dios el Hijo, el Creador de todo lo que existe (Juan 1:3) será ejecutado.

EL JARDIN

El día judío amanece con la noche y nunca ha sido esto más adecuado, porque en este día la hora destinada ha llegado junto con el poder de las tinieblas (Lucas 22:53). Jesús se encuentra en Getsemaní, donde él ha orado con ruegos y lágrimas, siendo escuchado por su Padre ( Hebreos 5:7) y cuya voluntad será hecha. Jesús escucha un bullicio y mira hacia arriba. Antorchas y voces silenciosas señalan la llegada del equipo de arresto.

Jesús despierta a sus adormitados amigos, quienes son sacudidos al observar a su hermano Judas traicionando a su Maestro con un beso. Pedro se pone colorado de furia, saca su espada y arremete contra aquellos que están más cerca de Jesús. Malco se aparta, pero no lo suficiente. Un dolor penetrante y sangre emana de donde una vez estuvo una de sus orejas. Muchas voces se oyen, pero Malco solamente escucha el grito de la herida, agarrando su cabeza con ambas manos. De pronto siente que una mano toca sus manos y el dolor se desvanece. Bajo sus manos está una oreja. Impresionado, mira a Jesús, quien ya sido llevado lejos. Sus discípulos salen huyendo. Malco se queda observando sus manos ensangrentadas.

EL SANEDRIN

Jesús es llevado bruscamente a la casa de Anás, el antiguo sumo sacerdote, quien interroga al Señor acerca de sus enseñanzas. Jesús conoce muy bien que esta interrogación informal tiene el propósito malévolo de agarrarlo desorientado y desprotegido. Pero Jesús no tiene ninguna de estas dos cosas y no da a este manipulativo líder ninguna información. En lugar de eso, le dice a Anás que pregunte a aquellos que han escuchado sus enseñanzas; inmediatamente es golpeado con ironía por un oficial judío por tal muestra de irrespeto. Frustrado, Anás envía a Jesús a su yerno Caifás, quién es el actual sumo sacerdote.

En la casa de Caifás el juicio se pone en marcha inmediatamente. El Concilio necesita un veredicto condenatorio al quebrar el alba. El interrogatorio continúa a medida que los miembros del sanedrín con sus ojos llorosos por el desvelo continúan con su plan.

El juicio se ha llevado a cabo apresuradamente y los testigos no han hecho un buen trabajo. Los testimonios no concuerdan. Los miembros del Concilio se encuentran desconcertados. Jesús se encuentra en silencio como un cordero. Irritado e impaciente, Caifás va directo al grano: “te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el hijo de Dios.” (Mateo 26:63).

La hora ha llegado. Juramentado en el nombre de su Padre para responder, Jesús exclama las palabras que sellan la condena que está por sufrir (Juan 12:27): “tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al hijo del hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.” (Mateo 26:64).

En un momento de quebrantamiento de la ley (Levitico21:10) como un teatro políticamente religioso, Caifás rasga sus vestiduras en fingida indignación y alivio levemente oculto por la blasfemia de Jesús. Él declara el juicio finalizado, “¿que más testimonio necesitamos? Porque nosotros mismos lo hemos oído de su boca.” (Lucas 22:71).

Mientras el sol sale sobre los cerros orientales de Jerusalén, el cuerpo de Judas se balancea muerto con su propio cinturón, Pedro se retuerce en dolor por su fracaso, y el rostro de Jesús es golpeado con sangre seca y saliva por el deporte matutino de la policía del Templo. El veredicto del Concilio es claro: ¡culpable de blasfemia! Pero su sentencia no puede ser llevada a cabo. Roma se rehúsa a ejecutar la pena capital.

EL GOBERNADOR

El estado de ánimo de Pilato, ya amargado por la insistencia repentina y continua del Sanedrín tan temprano en la mañana, empeora a medida que se da cuenta de la situación. Ellos desean que él ejecute a un “profeta” Galileo. Su instinto y experiencia le dicen a él que algo no está correcto. Entonces él interroga a Jesús y luego dice al concilio: “yo no encuentro culpa en este hombre.” (Lucas 23:4).

Un juego de ajedrez político se desarrolla entre Pilato y el Sanedrín, sin que ninguno de ellos se dé cuenta que son tan solo peones, no reyes.

Pilato hace un movimiento. Como Galileo, Jesús cae bajo la jurisdicción de Herodes Antipas. Que Herodes lo juzgue. Inicialmente, Herodes recibe a Jesús con alegría, esperando ver algún milagro. Pero Jesús rehúsa entretenerlo y aún rehúsa responderle. Decepcionado, Antipas bloquea el movimiento al regresar a Jesús a Pilato.

Pilato hace otro movimiento. El ofrece liberar a Jesús como el prisionero perdonado de la Pascua en ese año. El Concilio bloquea el movimiento. “¡No este hombre, sino Barrabás!” es el grito de todos. (Juan 18:40). Pilato se encuentra estupefacto. ¿El sanedrín prefiere a un ladrón y a un asesino en lugar de este profeta campesino?

Pilato intenta otro movimiento. El manda a flagelar severamente a Jesús y a humillarlo, esperando restringir así la sed de sangre del Concilio. Una vez más el movimiento es bloqueado cuando el Concilio insiste que Jesús debe ser crucificado porque “se hizo a sí mismo Hijo de Dios.” (Juan 19:7). ¡Jaque! El temor de Pilato crece. El divino clamor de Jesús podría amenazar a Roma. Lo que es peor, podría ser verdad. Supuestamente las deidades romanas podrían tomar forma humana. Su siguiente interrogatorio de Jesús lo pone nervioso.

Un último movimiento. Pilato trata de persuadir al Sanedrín para liberar a Jesús. Una última bloqueada y trampa. “Si tú liberas a este hombre, tú no eres amigo de César. Cualquiera que se hace a sí mismo rey se opone a César.” (Juan 19:12). El Concilio tiene a Pilato donde lo quería: arrinconado. ¡Jaque Mate!

Y el Trino Dios tiene al Concilio, a Pilato, y a Satanás donde él los quiere tener. Ellos no podrían tener ninguna autoridad sobre el Hijo a no ser que tal autoridad haya venido de arriba (Juan 19:11). Los caídos judíos, los gentiles, y los poderes espirituales, sin saberlo, colaboran en ejecutar la única inocente muerte que podría otorgar la vida al culpable. ¡Jaque Mate!

LA CRUZ

La mañana avanza a medida que Jesús tropieza fuera del Pretorio, horriblemente golpeado y sangrando copiosamente. Los soldados romanos han sido brutales en su creativa crueldad. Espinas han desgarrado el cráneo de Jesús y su espalda es una grotesca herida. El Gólgota se encuentra tan solo a un tercio de milla a través de la Puerta del Jardín, pero Jesús no tiene la fuerza para cargar las 40 libras de la barra transversal de la Cruz. Simón de Cirene es sacado de entre la multitud.

Veinticinco minutos más tarde Jesús se encuentra colgado, en completa agonía en uno de los más crueles instrumentos de tortura jamás diseñados. Clavos han atravesado sus muñecas (lo cual sabemos tan sólo por la incredulidad de Tomás un par de días más adelante – ver Juan 20:25). Un rótulo encima de Jesús declara en griego, latín, y arameo que “él es el rey de los judíos.”

El rey está colocado en medio de dos ladrones, y alrededor de él hay burladores y escarnecedores. “A otros salvó; sálvese a sí mismo, si este es el Cristo, el escogido de Dios.” (Lucas 23:35). Uno de los agonizantes ladrones tiene el valor de unirse a esta mofa. Ellos no entienden que si el rey se salva a sí mismo, su única esperanza de salvación está perdida. Jesús pide a su Padre que los perdone. El otro ladrón crucificado mira al Mesías en este hombre mutilado a la par suya, y ruega al Mesías que lo recuerde. La oración de Jesús comienza a ser respondida. Pronto, cientos de millones lo seguirán.

Ahora es la media tarde y la espeluznante oscuridad que ha caído tiene a todos en un hilo. Pero para Jesús, la oscuridad es un horror que él nunca había conocido. Esto, más que los clavos y las espinas, y los latigazos, es lo que lo hizo sudar gotas como de sangre en el jardín. La ira del Padre lo está golpeando en toda su fuerza. En ese momento él no es más el Bendito, sino el maldito (Gálatas 3:13). El ha venido a ser pecado (2 Corintios 5:21). En terrible soledad, quebrantado por su Padre y por todos los humanos, grita: “Eli, Eli, Lama Sabactani,” que es el lenguaje arameo para: “Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado.” (Mateo 27:46). Ningún amor más grande (Juan 15:13), ni humildad (Filipenses 2:8), ni obediencia (Hebreos 5:8) fueron jamás o serán jamás mostrados.

Un corto tiempo después, a las 3:00 PM, Jesús susurra pidiendo bebida. Por amor, el ha vaciado la copa de la ira de su Padre hasta la última gota. El ha cargado la totalidad de nuestra maldición. No hay más deuda que pagar, y él no tiene nada más por dar. La bebida humedeció su boca un poco tan sólo para decir sus palabras finales: “¡Consumado es!” (Juan19:30). Entonces, Dios el Hijo muere.

Esta es la peor y la mejor de todas las muertes humanas. Porque sobre esa Cruz él lleva nuestros pecados en su cuerpo (1 Pedro 2:24), “el justo por los injustos, para llevarnos a Dios.” (1 Pedro 3:18). Y ahora, ¡Consumado es!

LA TUMBA

La brillante ironía de estos días de oscuridad es que los hombres que pusieron la cara para reclamar el cuerpo de Jesús y enterrarlo no eran miembros de la familia ni de los discípulos. Ellos eran miembros del Sanedrín: José de Arimatea y Nicodemo. Este es otro inesperado hilo de gracia entretejido en el tapiz de la redención. Rápidamente envuelven a Jesús en una sábana y lo colocan en una tumba cercana. La noche está cayendo, y ellos no tienen suficiente tiempo para arreglar el cuerpo debidamente junto con las especies necesarias.

María Magdalena y María la madre de José los acompañaron, y cuidadosamente observaron el lugar de la tumba. Ellas planean regresar con más especies después del sábado, en el primer día de la semana, para estar seguras de que el cuerpo quede bien arreglado.

Want your place of worship to be the top-listed Place Of Worship in Sterling?

Click here to claim your Sponsored Listing.

Videos (show all)

Location

Telephone

Address


501 N York Rd
Sterling, VA
20164
Other Religious Centers in Sterling (show all)
Loudoun, Virginia Baha'is Loudoun, Virginia Baha'is
21415 Cardinal Glen Cir
Sterling, 20164

Iglesia La Roca de los Siglos Iglesia La Roca de los Siglos
22500 Davis Dr, Ste 100
Sterling, 20164

La Iglesia Evangelica Pentecostes La Roca de los Siglos, reconoce que es dependiente de Dios y de las normas de su palabra.

ICGC Glory Temple, Sterling Virginia ICGC Glory Temple, Sterling Virginia
45681 Oakbrook Ct #103
Sterling, 20166

International Central Gospel Church, Glory Temple or icgcloudoun VA

Riverside Presbyterian Church, Sterling VA Riverside Presbyterian Church, Sterling VA
21631 Ridgetop Circle Suite 100
Sterling, 20166

Riverside is a movement of the Holy Spirit that seeks to do 3 things. Read more about our mission and how you can be a part of it on our website!

Commissioned World Outreach Church Ministry Commissioned World Outreach Church Ministry
6 Export Dr
Sterling, 20164

Bishop Paul Kotei is the founder and Senior Pastor of Commissioned World Outreach Church Ministry in Sterling, Virginia (U.S.A).

Northern Virginia Bahá'í Center Northern Virginia Bahá'í Center
21415 Cardinal Glen Cir
Sterling, 20164

The Northern Virginia Bahá'í Center, at the corner of Route 7 and Cardinal Glen Circle in Sterling, Va., opened its doors on September 22, 2007.

BreakThru at Reston Bible Church BreakThru at Reston Bible Church
45650 Oakbrook Ct
Sterling, 20166

Matthew 7:24-27

Sterling Park Baptist Church Sterling Park Baptist Church
501 N York Rd
Sterling, 20164

A community of believers striving to mature in our knowledge and imitation of Christ and multiply his disciples in all the earth.

Word of Life International Church, Sterling, Virginia Word of Life International Church, Sterling, Virginia
21630 Ridgetop Cir, Ste 160
Sterling, 20166

Word of Life is an International Church with members from all continents. We Love Jesus, and We Love People. We are committed to bringing life, love, and liberty to the nations.

Daughters of the King Daughters of the King
PO Box 288
Sterling, 20167

A non-profit mentoring ministry for girls and young ladies ages 7-23.

Reston Bible Church Reston Bible Church
45650 Oakbrook Ct
Sterling, 20166

Reston Bible Church exists to know Christ and to make Him known through biblical preaching and teaching and authentic Christian community in Northern Virginia and around the world.

Vedic Temple of Virginia Vedic Temple of Virginia
21580 Atlantic Blvd, Ste 105
Sterling, 20166

The Vedic Temple of Virginia is the first South Indian Temple started in Northern Virginia. It is a place to worship all Hindu deities and a spiritual resource for the Hindu Community living in the surrounding areas.