Iglesia de Vida Virginia

Horario de servicios: Jueves 7:30 PM
Sábado 7:30 PM Y Domingos 10:00 AM

Pastores Hugo y Colomba Leon

Timeline Photos

[01/13/19]   Familia de vida por este medio queremos comunicarles que lamentablemente domingo 13 de enero no tendremos servicio por causa del clima.

Les esperamos el día jueves 17 a partir de las 7:30pm bendiciones y adelante en el nombre del Señor.

Por favor compartan este anuncio muchas gracias

Bendiciones Hermanos para recordarles No dejes pasar la oportunidad de asistir a nuestra conferencia Para Matrimonios y Parejas el próximo Viernes 18 de Enero 8 pm . Para más información puedes mandar un inbox o comunicarte con una Rosie 703-853-4037

Música cristiana

Que Dios este 2019 siga obrando en cada área de nuestras vidas y ministerios

Hermosa Alabanza

[12/28/18]   «Evangelio» de agresión DICIEMBRE 28
Al ver esto, Jacobo y Juan, sus discípulos, le dijeron: Señor, ¿quieres que mandemos que descienda fuego del cielo, como hizo Elías, y los consuma? Entonces, volviéndose él, los reprendió diciendo: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois, porque el Hijo del hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas. Lucas 9.54–55
El ser humano nunca se ha caracterizado por la capacidad de tolerar a quienes ven las cosas de forma diferente a él mismo. La intolerancia puede degenerar en actos de discriminación en la escuela, el trabajo o la sociedad. Cuando es llevada a sus más detestables extremos produce homicidios y guerras, los cuales no hacen más que revelar cuán alejado está el hombre caído del espíritu bondadoso del Dios que lo ha creado. Tales actitudes, aunque lamentables, no deben sorprendernos.
Sí debe asombrarnos, sin embargo, cuando la intolerancia se instala en el seno de la iglesia, la representante visible de la gracia extendida del Padre hacia un mundo caído. Jesús, camino a Jerusalén, había enviado a algunos de sus discípulos a que le prepararan un lugar en las aldeas por las que pasaba. En uno de estos poblados, entre los samaritanos, se le negó hospitalidad. La respuesta hostil de la gente de la zona provocó en los discípulos la respuesta que leemos en el texto de hoy.
Debemos observar que los discípulos se estaban valiendo de un precedente bíblico para la desatinada propuesta que elevaban al Señor. No entendían que el espíritu con que Elías enfrentó a los profetas de Baal era enteramente diferente al que ellos desplegaban en este momento. En aquella ocasión, el profeta confrontaba a un grupo de religiosos que servían para perpetuar la idolatría de toda una nación. En esta oportunidad, las personas simplemente no estaban dispuestas a extenderle una bienvenida a Cristo. El hecho es que una respuesta tan trivial despertó en los discípulos los deseos más desenfrenados de venganza.
Jesús señaló que ellos no sabían aún a quién estaban sirviendo, pues estaban claramente desalineados con los deseos del Hijo de Dios, que no vino a traer condenación sino vida. Esta es la esencia del evangelio, la cual no siempre hemos sabido captar correctamente. Si recordáramos cuánta paciencia ejerció el Señor con nosotros antes de que aceptáramos su invitación a unirnos a su familia, nos ayudaría a ser más misericordiosos con otros. La conversión es más un proceso que un momento, y la herramienta que más acerca a los hombres a esta experiencia es el amor.
Es precisamente esta falta de amor lo que muchas veces no produce mayor convicción en las personas con quienes compartimos el evangelio. Ellos perciben que si no aceptan el evangelio, recibirán nuestra condenación. Entienden que no es un amor puro lo que nos mueve y por eso no conseguimos tocar sus corazones. El rechazo inicial, sin embargo, podría ser la oportunidad preciosa que Dios nos está dando para perseverar en esa obra de amor. De seguro que les llamará la atención a ellos cuando vean que nosotros los seguimos amando, crean o no crean en las buenas nuevas que les anunciamos. Quizás esto, más que nuestra elocuencia, los lleve a eventualmente reconciliarse con el Señor.
Para pensar:
«La bondad es algo que los sordos oyen y los ciegos ven». J. Blanchard

[12/27/18]   El camino de la pureza DICIEMBRE 27
¿Cómo puede el joven guardar puro su camino?Guardando tu palabra. Salmo 119.9 (LBLA)
La pregunta que hace el salmista es importante para nosotros. En primer lugar, porque la pureza es un aspecto fundamental de la vida espiritual. El apóstol Pedro le dice a la generación del Nuevo Pacto: «Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia, sino, así como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir, porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo» (1 P 1.14–16). Esto nos presenta con uno de los más grandes desafíos para la iglesia que debe, a la vez, incursionar en un mundo profundamente contaminado.
Existe otra razón por la que la pregunta de David es de peso. Su deseo es descubrir, puntualmente, cómo puede el joven guardar puro su camino. Esto no significa que la generación que les antecede está exenta de esta responsabilidad. Pero es de particular importancia que el joven descubra el secreto de la pureza porque se encuentra en una etapa de la vida donde las tentaciones poseen un poder especialmente seductor. La razón de esto es que el joven aún no ha adquirido la madurez ni la sabiduría para discernir cuál es el fin de muchas de las propuestas impuras que el mundo ofrece. La respuesta que trae el salmo es breve, sencilla y bien al punto. Lo que hace falta es guardar la palabra.
Quisiera resaltar, por un momento, lo que no incluye esta respuesta. David no está diciendo que la pureza se logra memorizando versículos bíblicos, aunque esta disciplina, por cierto, es de mucha bendición. Tampoco está señalando que la pureza se obtiene mediante el estudio diligente de las Escrituras. Queda descartado, por ende, que podamos alcanzar la pureza escuchando muy buenas predicaciones bíblicas, o leyendo excelentes comentarios acerca de las Escrituras. Todas estas actividades pueden, ciertamente, facilitar la tarea que propone el salmista, pero ninguna de ellas la puede sustituir.
Creo que es importante mencionar esto porque es muy fácil confundirse y creer que las actividades mencionadas son prácticamente lo mismo que el camino señalado por el salmista. No obstante, la respuesta de David es bien clara: la pureza se obtiene con guardar la Palabra. ¿Y a qué se refiere con «guardar»? Cumplir, obedecer, seguir, practicar, ejecutar, vivir, hacer, ejercer… usted ya se da una idea de lo que implica. La pureza se alcanza cuando uno asume el compromiso de que cada acción, a cada momento, de cada día, esté dirigida por los designios eternos del Señor.
Observe que la pureza no se obtiene como resultado de una elaborada estrategia para evitar el mal. En demasiadas congregaciones el enfoque de la vida cristiana es una larga lista de pecados a evitar. David, sin embargo, señala que la pureza es el resultado de caminar en la verdad, una postura mucho más saludable y atractiva para nosotros. Cuando vivimos haciendo lo bueno, lo malo automáticamente queda excluido como alternativa de vida. ¡Vale la pena guardar su Palabra!
Para pensar:
¿Qué palabra está trayendo Dios a su vida en este tiempo? ¿Qué pasos está tomando para guardarla? ¿Qué resultados ha observado?

[12/26/18]   DICIEMBRE 26
esperanza del «olvidado»

Entonces el faraón envió a llamar a José; lo sacaron apresuradamente de la cárcel, se afeitó, mudó sus vestidos y vino ante el faraón. El faraón dijo a José: Yo he tenido un sueño, y no hay quien lo interprete; pero he oído decir de ti que oyes sueños para interpretarlos. Génesis 41.14–15

En los años que Dios me ha concedido servirle en el ministerio de la consejería me he cruzado muchas veces con obreros frustrados, especialmente entre los jóvenes. La historia de cada uno, aunque posee detalles particulares de la persona, siempre posee matices similares. «Yo quisiera estar desarrollando mi ministerio dentro de la iglesia, pero los líderes no me dan ningún tipo de apoyo». En la perspectiva de esta persona, su acceso al ministerio está bloqueado por aquellos que, por alguna razón, impiden que avance hacia su realización.
Si esta convicción fuera acertada, quisiera hacerle una pregunta: ¿qué posibilidades había de que José, que yacía olvidado en una cárcel egipcia, no siendo más que un insignificante esclavo, pudiera avanzar hacia algún proyecto personal y significativo? Descartemos, de entrada, que pudiera lograr alguna mejora en su situación por su propia acción. Ningún preso tiene posibilidad de mejorar su propia situación, salvo en los insignificantes detalles de la vida misma dentro de la cárcel. La ayuda que José necesitaba tendría que llegar desde afuera, pero ¿quién iba a acodarse de un esclavo hebreo que había sido condenado por tan poderosa persona como Potifar? ¡José había, literalmente, dejado de existir para el mundo!
Quizás usted capte lo absolutamente inútil que parece la situación de José. Así también parecen nuestras opciones en la vida cuando vemos que, por dondequiera que deseamos avanzar, nuestro camino parece estar bloqueado. A diferencia de él, sin embargo, es muy fácil que nos enfoquemos en aquellos que son los aparentes responsables de nuestra frustración. Comenzamos a albergar en nuestros corazones sentimientos de resentimiento y enojo hacia ellos. De no ser por la actitud mezquina que ellos demuestran, seguramente nosotros podríamos estar en una situación mucho mejor que la presente.
Permítame expresar en una frase el principio que el texto de hoy nos revela: el que abre y cierra las puertas de la oportunidad es el Señor. Ningún hombre puede detener su accionar cuando él ha decidido ubicar a uno de sus hijos en algún lugar de responsabilidad dentro de la iglesia, la empresa, o el lugar donde llevamos a cabo nuestra labor cotidiana. Podríamos languidecer en una cárcel, olvidados para el mundo, mas cuando Jehová pone sobre nosotros sus ojos, nadie puede detener el avance de nuestras vidas. No cometa el error de creer que existe alguien sobre la faz de la tierra que posea este mismo poder. Solamente el Señor crea las oportunidades que necesitamos para avanzar a la plenitud de sus proyectos.
¿Cuál debe ser, entonces, nuestra actitud? No debemos atacar a quienes no tienen la autoridad final de lo que pasa en nuestras vidas. Ellos poseen las mismas limitaciones que nosotros. Más bien hemos sido llamados a esperar el tiempo de Dios, aquel momento en que llega un mensajero del faraón para llevarnos delante de príncipes y gobernadores. Mientras tanto, imitemos a José: seamos los «prisioneros» ejemplares en el lugar donde nos encontramos hoy.

Para pensar:
Cuando Dios se detiene, nadie lo puede mover. Cuando Dios se mueve, nadie lo puede detener.

[12/25/18]   Nada difícil! DICIEMBRE 25
Este mandamiento que yo te ordeno hoy no es muy difícil para ti, ni fuera de tu alcance… Pues la palabra está muy cerca de ti, en tu boca y en tu corazón, para que la guardes. Deuteronomio 30.11, 14 (LBLA)
Si entramos a cualquier librería cristiana encontraremos muchas obras acerca de los diferentes aspectos de la vida espiritual. Muchas de ellas nos ofrecen la receta que promete destrabar la bendición del Señor en nuestras vidas. Uno podría pensar, frente a tanta literatura, que es la falta de entendimiento de los hijos de Dios acerca de la vida cristiana la que ha dado lugar a esta increíble proliferación de libros. Compare esa montaña de información con lo sencillo del texto que hoy forma parte de nuestro devocional. ¡Qué increíble diferencia!, ¿verdad? Pareciera que tanta literatura a veces nos distrae de la verdadera sencillez que encierra el proyecto Divino para nuestras vidas.
No me malinterprete. No estoy diciendo que los libros no sirven, ni tampoco que la labor de un autor es en vano. Yo mismo soy amante de los buenos libros y procuro mantener alimentado mi hábito de leer buena literatura. El punto es este: la abundancia de recursos escritos no debe intimidarnos, ni llevarnos a pensar que la vida espiritual es un asunto extremadamente complejo. Más bien, el requisito para vivir en Cristo es un tema sumamente sencillo y puede resumirse en una sola palabra: obediencia.
Piense en lo que Dios le estaba diciendo al pueblo que salía de los cuarenta años en el desierto. La palabra que él traía a sus vidas no era una palabra demasiado complicada, ni muy difícil de practicar. Estaba al alcance de todos aquellos que deseaban vivir una vida agradable para Jehová. La dificultad no radicaba en lo complejo de la Palabra. Al contrario, se tornó complicada por las rebuscadas explicaciones que quisieron darle los supuestos intérpretes de la ley. La dificultad, más bien, radicaba en otro lugar totalmente diferente: la obstinada resistencia del espíritu humano a recibir órdenes de los demás.
Pero el Señor revelaba al pueblo que la Palabra siempre iba a estar cerca de ellos, en sus bocas y en sus corazones. Es decir, por medio del accionar del Espíritu iban a poder guardar en sus espíritus toda la verdad que necesitaban para vivir vidas santas. Observe que Dios hace esta afirmación a un pueblo que no poseía ni libros, ni Biblias. Mas la ausencia de la palabra escrita no iba a convertirse en un impedimento para una vida de obediencia. Nadie iba a poder aducir ignorancia de los designios del Altísimo, porque el mismo Señor iba a encargarse de que la Palabra estuviera bien cerca de cada uno de ellos.
El pasaje revela, una vez más, el corazón increíblemente bondadoso de nuestro Dios. Él está mucho más interesado que cualquiera de nosotros en que vivamos una vida que le agrada. Para esto ha hecho amplia provisión para nosotros, poniendo la Palabra al alcance de todos los que le aman la verdad. Además, a esta generación ha dejado la ayuda del Espíritu, que nos recuerda a cada paso los mandamientos de nuestro Padre celestial. ¡Cómo no vivir una vida de victoria!
Para pensar:
«Un acto de obediencia vale mil sermones». D. Bonhoeffer.

[12/24/18]   El valle de lágrimas DICIEMBRE 24
¡Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, en cuyo corazón están tus caminos! Atravesando el valle de lágrimas, lo cambian en fuente cuando la lluvia llena los estanques. Irán de poder en poder; verán a Dios en Sión. Salmo 84.5–7
¡Qué refrescante es volver periódicamente a los salmos para leer las luchas, las victorias y las derrotas de quienes nos han precedido en el camino de la fe! Su contenido es de especial bendición para nosotros porque captan los sentimientos más complejos del ser humano, los mismos que a veces nosotros no sabemos identificar. Estos cantos del alma nos dejan con la certeza de que muchos otros han transitado por las mismas experiencias nuestras.
En el texto de hoy el salmista describe la ventaja que tiene el hombre que se ha refugiado en el Señor, que ha hecho de Jehová su fortaleza. Esta persona enfrenta las mismas dificultades que el resto de las personas a su alrededor. Experimentan adversidades, injusticias, opresión y pruebas personales. El secreto de la manera en que triunfan en la vida no está en sus circunstancias, sino en lo avanzado de su propio desarrollo espiritual. Poseen una plenitud de vida interior que les permite mirar la vida con ojos enteramente diferentes a los demás. Ellos no solamente salen airosos de situaciones que desconciertan y desaniman a otros, sino que las transforman.
El valle de lágrimas al que se refiere el salmista es un lugar de tribulación y angustia, donde la sequía atenta contra la vida. No obstante, la persona que ha hecho de Jehová su fuerza, en cuyo corazón están los caminos del Señor, pasa por este lugar de muerte y trae consigo bendición. Donde no existe esperanza trae buenas nuevas. Donde hay tristeza, imparte gozo. Donde hay maldición, extiende bendición.
Esto no es otra cosa que la manifestación de la obra de Dios en la vida de la persona. El Señor no solamente bendice al que se entrega a él, sino que lo convierte en instrumento de bendición hacia los demás, completando así el círculo de vida. Por esta razón el salmista declara, confiado, que tales personas «irán de poder en poder». Es decir, la vida para ellos será de gloria en gloria, aun en las circunstancias más oscuras. La victoria que experimentan a diario es la manifestación de una realidad instalada en lo más profundo de sus corazones y no existe situación alguna que la pueda alterar.
¿A qué se refiere el salmista cuando dice que esta persona tiene sus fuerzas en Dios? La frase «en cuyo corazón están tus caminos» nos ofrece una buena pista. Esta es una persona cuyo deleite es la ley de Jehová, que tiene convicción de que la única vida posible es la que el Señor propone. No transita por la vida pidiendo a Dios que bendiga sus propios planes y proyectos, sino que a cada paso busca actuar conforme a las específicas instrucciones que recibe de lo alto. Es un hombre que tiene una sana desconfianza de su propia sabiduría. Sabe que aun cuando el camino a seguir parece obvio siempre conviene buscar el rostro de Dios.
Para pensar:
«Mas los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán» (Is 40.31).

Want your place of worship to be the top-listed Place Of Worship in Sterling?

Click here to claim your Sponsored Listing.

Videos (show all)

Location

Address


21606 Stonetree Ct
Sterling, VA
20166
Other Religious Organizations in Sterling (show all)
Community Lutheran Church - Sterling, VA Community Lutheran Church - Sterling, VA
21014 Whitfield Pl
Sterling, 20165

Welcome to Community Lutheran Church! At CLC, we seek to welcome others, grow in grace, and share Christ’s love.

Iglesia Bautista Hispana Guilford Iglesia Bautista Hispana Guilford
501 N York Rd
Sterling, 20164

Predicar la Palabra de Dios y explicarla a su pueblo para que sepan la misión, la visión, los valores, el propósito y estrategia de El para su vida.

Potomac Baptist Church Potomac Baptist Church
20747 Lowes Island Blvd
Sterling, 20165

Word of God Church and Prayer Center Word of God Church and Prayer Center
45425 Winding Rd
Sterling, 20165

People Like You.

Estandarte Media Group Estandarte Media Group
Sterling, 20164

ALL IN THE SAME PLACE / ESTANDARTE MEDIA GROUP / Music Production / Video / Photo / Graphic Design / Web & Media / Social Marketing / Conferences / CONTACT: 571-285-9401, 571 - 471-4605 contacto@estandartemediagroup.org - United States

Церковь Новая Жизнь New Life Russian Church Церковь Новая Жизнь New Life Russian Church
46611 Jefferson Drive
Sterling, 20165

Welcome to New Life Russian Church! We are very excited to have you checking it out but more importantly, we’d love for you to come visit us.

Knights of Columbus - District 18 Knights of Columbus - District 18
47166 Chambliss Ct
Sterling, 20165

Knights of Columbus - District 18

Debre Haile kidus Raguel Sterling VA, USA Debre Haile kidus Raguel Sterling VA, USA
1001 Ruritan Cir
Sterling, 20164

Healing H20 Healing H20
44900 Acacia Ln, Ste 105
Sterling, 20166

Prophetic Ministry in Dulles/Suitland, God continues to bless w signs & wonders "Once you've stepped into the Waters, your life will never be the same."

New Life Church New Life Church
207 E Holly Ave
Sterling, 20164-3137

www.newlifesterling.org - Join us this Sunday! Our Sunday worship services are held at 207 E. Holly, Sterling, VA 20164.

Finish the Race Ministries Finish the Race Ministries
50214 Triple Seven Rd
Sterling, 20165

I have fought a good fight, I have finished my course, I have kept the faith 2 Timothy 4:7

Sterling United Methodist Church Sterling United Methodist Church
304 E Church Rd
Sterling, 20164-2926